Seis señales de que tu regulador de tensión no funciona (y el coste de sustituirlo)

El sistema de carga de tu coche consta de varias partes. Aunque el alternador y la batería reciben la mayor atención, el regulador de tensión es igual de importante.

Pero si nunca has oído hablar de un regulador de tensión o si no sabes cómo funciona, estarás dando vueltas en círculos tratando de averiguar qué es lo que falla en tu vehículo.

En esta completa guía encontrarás todo lo que necesitas saber para comprobar el regulador de tensión y conseguir que tu coche vuelva a funcionar como si fuera nuevo

Un regulador de voltaje defectuoso suele ser señalado por el calado del motor y las luces de advertencia en el salpicadero. Esto puede causar daños en los componentes eléctricos del coche debido a la alta tensión. También puedes ver luces parpadeantes por la noche.

Puede ser necesario un regulador de tensión para evitar que tu coche presente una serie de síntomas.

A continuación tienes una lista detallada de seis síntomas que indican un regulador de tensión defectuoso.

Índice de Contenido
  1. Síntomas de un regulador de tensión defectuoso
    1. 1. El voltaje de la batería es demasiado alto
    2. 2. Batería agotada
    3. 3. Luz de advertencia de la batería o luz de revisión del motor
    4. 4. Los componentes eléctricos no funcionan de forma consistente
    5. 5. El vehículo funciona mientras se conduce
    6. 6. Luces de desvanecimiento/pulso
  2. Función de regulador de tensión
  3. Encuentra el regulador de tensión
  4. Precios de la sustitución de un regulador de tensión

Síntomas de un regulador de tensión defectuoso

1. El voltaje de la batería es demasiado alto

Medir el voltaje de la batería del coche

Un regulador de tensión puede fallar de dos maneras. Puede interrumpir la capacidad del regulador de tensión para suministrar suficiente corriente a la batería. También puede suministrar demasiada corriente a la batería. Si suministra demasiada corriente, tarde o temprano tendrás problemas.

Una batería completamente cargada está a 12,6 voltios, pero no es raro que esté a 13,7 voltios mientras el alternador la carga. Puedes poner en peligro tu batería si la cargas más de lo necesario. Verás que la batería se sobrecalienta, puede deformarse y, si se deja mucho tiempo, puede romperse o explotar.

2. Batería agotada

Batería del coche baja

La tensión es demasiado alta si el regulador de tensión no desvía la corriente cuando debe hacerlo. Si no pasa suficiente tensión a la batería, ésta siempre está muerta.

Puede ser una de las piezas más frustrantes de arreglar, porque normalmente no se mira el regulador de tensión cuando el coche no arranca bien.

Puedes medir fácilmente la tensión de carga del alternador con un multímetro.

Relacionado: El alternador no carga - 6 causas y diagnóstico

3. Luz de advertencia de la batería o luz de revisión del motor

Luz de aviso del alternador de la batería

Si el regulador de tensión no carga la batería o la sobrecarga, varios sensores pueden hacer que se encienda la luz de revisión del motor o la luz de advertencia de la batería. Si ves que una de estas luces parpadea, debes detenerte inmediatamente.

Podrías perder el coche por completo o que te explotara la batería. No puedes alegrarte por ello.

4. Los componentes eléctricos no funcionan de forma consistente

Luces de aviso en el salpicadero

El regulador de tensión funciona de forma esporádica, lo que hace que las piezas eléctricas de tu coche dejen de funcionar. Ya sea la radio, las luces del salpicadero o partes más críticas como la bomba de combustible, notarás que no funcionan correctamente.

Puede que tengas problemas eléctricos inusuales que no tienen nada que ver con el regulador.

5. El vehículo funciona mientras se conduce

El coche se para después de la carretera

Si el regulador de tensión no conduce suficiente corriente a la batería mientras el motor está en marcha, tu coche se parará mientras conduces.

Tu vehículo necesita tensión para funcionar y si no la recibe, tienes problemas. Por lo general, este problema puede solucionarse sustituyendo el alternador o el regulador de tensión.

Relacionado: Seis razones por las que tu coche se cala al conducir

6. Luces de desvanecimiento/pulso

Regulación de los faros del coche

Si el regulador de voltaje de tu coche funciona de forma errática, puedes notar que tus faros "pulsan", es decir, se vuelven más brillantes y más tenues. Esto ocurre cuando el regulador de tensión no mantiene una tensión constante como debería.

Pero si el regulador de tensión falla y deja de mantener la tensión correcta, las luces pueden no ser tan brillantes como deberían.

Función de regulador de tensión

Regulador de tensión

El regulador de tensión controla la tensión, aunque parezca redundante. Si no lo entiendes, sigue leyendo y te explicaremos exactamente cómo funciona.

Todo el voltaje lo genera el alternador, pero como está accionado por una correa, genera voltaje cuando el motor está en marcha. La batería sólo puede manejar 14,5 voltios por hora (12,6 voltios cuando está completamente cargada). ¡Explotaría si el alternador siguiera bombeando todo ese voltaje a la batería!

El regulador de tensión controla la tensión actual de la batería y desvía la tensión en esa dirección si es demasiado baja. Cuando la batería está suficientemente cargada, el regulador desvía el exceso de tensión a tierra, eliminándolo del sistema.

Cuando todo funciona correctamente, es un sistema extremadamente eficiente que hace que todo funcione como debe.

Encuentra el regulador de tensión

Regulador de tensión para el alternador

El regulador de tensión suele estar situado en la parte trasera o en el interior del alternador.

El regulador de tensión se encuentra en algunos vehículos, pero es muy poco habitual.

Dependiendo del tipo de alternador que tengas, la ubicación del regulador de tensión en tu alternador puede dificultar su localización. Puede estar en lugares obvios u ocultos por otros.

En muchos coches de alta potencia, el regulador de tensión está ahora integrado directamente en el módulo de control del motor. En estos sistemas, funciona en un circuito separado y el regulador de tensión no puede ser sustituido.

Precios de la sustitución de un regulador de tensión

El coste de la sustitución de un regulador de voltaje oscila entre 70 y 400 dólares de media, dependiendo de la marca y el modelo del coche El coste de un regulador de voltaje es de 20-200 dólares, el coste de la mano de obra de 50-50 dólares

El desmontaje del regulador de tensión depende del coche que conduzcas. Puede ser necesario sustituir todo el alternador o el regulador.

Si tienes que sustituir todo el alternador, sólo la pieza cuesta entre 200 y 500 dólares. Después, el trabajo suele ser bastante sencillo para un mecánico, por lo que puedes esperar pagar entre 50 y 100 dólares por el trabajo.

Un regulador de voltaje suele costar entre 20 y 200 dólares, que es una cantidad considerable, pero si conduces un coche pequeño, suele costar un poco menos. La accesibilidad del regulador también puede afectar al coste de la mano de obra.

Debido a las diferentes ubicaciones, el coste de la mano de obra de un regulador de voltaje puede ser inferior a 50 dólares, pero en algunos vehículos puede llegar a 200 dólares.

Si eres hábil, puedes sustituir un alternador con regulador de tensión o un regulador de tensión independiente sin demasiado esfuerzo.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir