¿Qué significa el TLC para los coches?

En el mundo del automóvil, se oyen innumerables abreviaturas de cosas importantes. Por ejemplo, a menudo se habla de consumo de combustible, de kilómetros por hora, de ABS, de potencia y de tracción a las cuatro ruedas. Aunque cada una de estas abreviaturas es importante, cada una tiene su propio significado. Lo mismo ocurre con el TLC. ¿Qué significa el TLC para los coches y por qué debería importarte?

En esta información vamos a profundizar en el significado de TLC. También te presentamos algunos pasos útiles para ayudarte a mantener tu coche correctamente.

Índice de Contenido
  1. ¿Qué significa TLC para un coche?
  2. Cómo dar amor a un coche
    1. 1. Cambio de aceite/filtro
    2. 2. Comprobación y sustitución de líquidos
    3. neumáticos de la rueda 3
    4. 4. Sustitución de los frenos
    5. 5. Comprueba la batería
    6. 6. Mantenlo limpio

¿Qué significa TLC para un coche?

Las siglas TLC significan Tender Loving Care. En el mundo del automóvil, es un término utilizado para describir el mantenimiento y el cuidado de tu coche. Con un poco de cuidado, las posibilidades de que tu coche se averíe son mucho menores, estás protegido y puedes limitar el gasto de las costosas reparaciones

Con un poco de cariño, puedes mantener tu coche en la carretera durante más tiempo. Es tu seguro personal que protege lo que valoras.

Cómo dar amor a un coche

1. Cambio de aceite/filtro

Cambio de aceite del coche

El mantenimiento más básico que puedes hacer es un cambio regular de aceite y filtro. Al cambiar el aceite, mantienes el motor lubricado y en buen estado. Si dejas el aceite viejo en el motor, el número de contaminantes aumentará y el aceite se agarrotará prematuramente.

La frecuencia con la que debes cambiar el aceite y el filtro depende del fabricante y del tipo de aceite que utilices. Puedes encontrar consejos en el libro de mantenimiento de tu coche. Por lo demás, la mayoría de los fabricantes coinciden en que debes cambiar el aceite estándar cada 3.000-5.000 millas, mientras que el aceite sintético suele ser bueno para 7.500-10.000 millas

REFERENCIA: Cómo cambiar el aceite de tu coche (5 sencillos pasos)

2. Comprobación y sustitución de líquidos

Comprueba el líquido de la dirección asistida

El aceite del motor es sólo uno de los líquidos que deben revisarse y sustituirse regularmente. También debes vigilar el refrigerante, el líquido de frenos, el líquido de la transmisión y el de la dirección asistida. Cada uno de estos fluidos tiene un color diferente, para que puedas reconocerlos fácilmente en caso de fuga.

Dependiendo del tipo de coche y de las instrucciones del fabricante, puede ser necesario cambiar algunos de estos líquidos con regularidad. También hay algunos que sólo necesitan ser rellenados cuando es necesario. En ambos casos, los fluidos deben revisarse regularmente para garantizar que toda la tecnología funciona como es debido

RELACIONADO: 11 consejos de mantenimiento del coche (para alargar su vida útil)

neumáticos de la rueda 3

Cambio de neumáticos

Cambiar los neumáticos del coche prolonga la vida útil de la banda de rodadura y mejora el manejo. Por lo general, es conveniente cambiar los neumáticos cada 6.000 u 8.000 kilómetros. Algunas personas optan por realizar esta operación al mismo tiempo que el cambio de aceite para no complicarse

Como los neumáticos delanteros del coche funcionan de forma diferente a los traseros, la banda de rodadura no se desgasta de forma uniforme. Para que la banda de rodadura se desgaste uniformemente, es importante que muevas los neumáticos dentro del coche

Pero no todos los coches rotan sus neumáticos de la misma manera. Dependiendo del tipo de coche que conduzcas, suelen moverse hacia atrás, hacia delante o en forma de X

LEE TAMBIÉN: ¿Cuánto cuesta un cambio de neumáticos (y vale la pena?)?

4. Sustitución de los frenos

Sustitución de discos de freno nuevos

Los frenos de tu coche tienen la misión de detenerlo antes de que se produzca una colisión. Si no sustituyes las pastillas de freno antes de que se desgasten, el tiempo de frenado aumenta y tu seguridad en la carretera disminuye. Las pastillas de freno tienen indicadores que te dicen cuándo es el momento de sustituirlas, pero también es conveniente hacer una inspección diaria.

La mayoría de las pastillas de freno deben sustituirse cada 25.000 a 50.000 kilómetros, mientras que los discos de freno duran entre 30.000 y 70.000 kilómetros. En algunos casos se puede sustituir el disco de freno desgastado, en otros casos hay que sustituirlo

5. Comprueba la batería

Comprueba la batería del coche

La batería del coche no tiene una duración infinita. De hecho, sólo debería durar de tres a cinco años. Si la batería de tu coche se agota, es una situación difícil, sobre todo si llegas tarde al trabajo. Pero puedes evitar esta desagradable situación prestando un poco de atención a tu batería.

Comprueba regularmente la batería. Debe estar en buen estado y no debe haber corrosión en los terminales. Si lo hay, utiliza una solución de bicarbonato y agua para eliminar la corrosión

También puedes hacer que te inspeccionen gratuitamente la batería en la mayoría de los talleres de repuestos para comprobar su estado. Llevar el coche al límite y conducir a altas temperaturas puede poner a prueba la batería. Sustitúyelo en cuanto te des cuenta de que ya no ofrece las prestaciones que necesita tu coche

6. Mantenlo limpio

Autosucción

Puede parecer superfluo mantener tu coche limpio, pero tiene grandes ventajas. Al limpiar y encerar el exterior, mantienes la pintura en su mejor estado. Si alguna vez has tenido que reparar o pintar un coche, sabes lo caro que puede resultar.

Es igualmente importante limpiar el interior del coche. Con un poco de atención al detalle, puedes dejar tu coche como nuevo y aumentar su valor de reventa. Cuando llegue el momento de poner tu coche en el mercado, necesitas poder conseguir el mejor precio para poder permitirte tu próximo viaje.

Ninguna de las operaciones enumeradas en nuestra información es difícil de realizar y la mayoría pueden hacerse en casa si tienes algunos conocimientos básicos de mecánica. Si te dedicas al mantenimiento regular de tu coche, la inversión se amortizará con el tiempo.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir