¿Por qué mi coche se tambalea (8 causas comunes y cómo solucionarlas)?

Hay pocas cosas más molestas que un coche que vibra a altas velocidades, especialmente cuando se recorren largas distancias.

Pero, ¿cuáles son las causas de estos temblores o vibraciones y hay que resolver el problema inmediatamente? ¡Averigüémoslo!

En este artículo hablaremos de las 8 razones más comunes por las que tu coche tiembla o vibra al conducir. Empecemos con un rápido vistazo a las señales a las que debes prestar atención.

La razón más común por la que tu coche tiembla o vibra al conducir es que los neumáticos y las llantas están rotos o desequilibrados. Pero también puede deberse a la rotura de los discos de freno, los ejes de transmisión o los rodamientos de las ruedas.

Como puedes ver, las causas de este problema pueden ser varias, pero no todas. Aquí tienes una lista detallada de las razones más comunes por las que tu coche vibra o tiembla:

Índice de Contenido
  1. 8 razones por las que tu coche vibra o tiembla al conducir
    1. 1. Neumáticos o llantas rotos
    2. 2. Rigidez incorrecta de los neumáticos
    3. 3. Discos de freno defectuosos
    4. 4. Desventajas del control de la energía
    5. 5. Eje CV o eje de transmisión defectuoso
    6. 6. Elementos de dirección rotos
    7. 7. Cojinete de la rueda inestable o inseguro
    8. 8. Problemas de motor

8 razones por las que tu coche vibra o tiembla al conducir

1. Neumáticos o llantas rotos

Inflado de neumáticos

La razón más común por la que tu coche se tambalea es que los neumáticos o las llantas están desinflados. Estos problemas pueden ser causados por la edad de los neumáticos, pero también por un pequeño accidente

Los neumáticos deben sustituirse de vez en cuando porque están hechos de goma, que puede desgastarse y romperse con el tiempo. Cuando los neumáticos están desgastados, pueden producirse ampollas y golpes en los neumáticos que pueden hacer que el coche tiemble.

Otro problema común es haber golpeado directamente un bordillo o algo similar y haber roto el neumático o la llanta

Si no has cambiado los neumáticos recientemente, o si te has dado cuenta de que has tenido un pequeño accidente contra un bordillo, sin duda ha llegado el momento de revisar cuidadosamente tus neumáticos y llantas.

2. Rigidez incorrecta de los neumáticos

Equilibrado de ruedas

Otra razón común es la falta de estabilidad de los neumáticos. Con el paso del tiempo, los neumáticos de tu coche pierden estabilidad, provocando vibraciones. Esto puede deberse a la edad de los neumáticos, pero también a que los contrapesos de estabilidad se aflojan, especialmente si son contrapesos adheridos, como suele ocurrir con las ruedas de aluminio.

Para remediar esta carencia, debes llevar tu coche a un especialista en neumáticos para que lo equilibre. Este proceso consiste en colocar pequeñas cantidades de pesos en cada rueda y equilibrarlas con una máquina.

Lee más sobre todo el proceso aquí: 5 señales de desequilibrio de los neumáticos y el valor de equilibrarlos

3. Discos de freno defectuosos

Daños en los discos de freno

Los rotores de freno defectuosos son otro factor que puede causar vibraciones y sacudidas durante la conducción, porque las pastillas de freno se acercan constantemente a los rotores.

Si el coche vibra más cuando pisas ligeramente el pedal de freno y sientes las vibraciones en el volante, probablemente el problema sean los discos de freno de la entrada del coche.

Si notas otras vibraciones al frenar, pero no proceden del volante, es posible que los discos de freno traseros estén desgastados.

Las pastillas y los discos de freno se desgastan con el tiempo y hay que sustituirlos. Por regla general, los discos de freno de tu coche deben sustituirse cada 70.000-90.000 kilómetros.

Más detalles: 7 señales de discos de freno en mal estado y valor de la superficie

4. Desventajas del control de la energía

Control del líquido de la dirección asistida

Comprueba si el coche sólo vibra o tiembla cuando giras el volante. En este caso, el problema podría estar relacionado con la dirección asistida.

Para solucionar el problema, comprueba que la dirección asistida no tiene fugas y asegúrate de que el nivel del líquido de la dirección asistida es correcto. Si el líquido de la dirección asistida parece negro y desgastado, puede ser el momento de cambiarlo.

Escucha si oyes un ruido procedente de la bomba de la dirección asistida cuando el motor está en marcha: si es así, puede que tengas una bomba de dirección asistida defectuosa.

5. Eje CV o eje de transmisión defectuoso

Eje motriz

Los ejes homocinéticos o ejes de transmisión transfieren la energía de la caja de cambios a las ruedas. Estos ejes deben estar bien equilibrados para que no vibren ni oscilen durante la conducción.

Si uno de los ejes está doblado o roto porque se ha conducido con demasiada fuerza o porque te has sentado sobre él, el coche empezará a temblar. La profundidad de la sacudida aumenta con la velocidad, pero también se siente a velocidad constante.

Una simple inspección visual de los ejes suele ser inútil, ya que las diferencias son demasiado pequeñas para ser vistas con los ojos. Sin embargo, si parecen oxidadas o presentan otros daños, puede ser un motivo para sospechar que ya no son estables.

6. Elementos de dirección rotos

Caja de dirección para coche E1609778849321

Las piezas de la dirección desempeñan un papel importante en el manejo de tu coche. Deben funcionar con mucha suavidad y sin holgura, de lo contrario tendrás grandes problemas para maniobrar tu coche.

Con el tiempo, se desgastan, provocando holgura en los casquillos y las rótulas. Esto puede provocar una desalineación de las ruedas, que a su vez puede causar vibraciones durante la conducción, ya que los ángulos de los neumáticos luchan entre sí.

Levanta las ruedas de tu coche y frota la rueda a derecha e izquierda. No debes sentir ninguna holgura y las ruedas deben deslizarse suavemente.

7. Cojinete de la rueda inestable o inseguro

Rodamiento de rueda desgastado

Los cojinetes de las ruedas desgastados o gastados y las piezas de la dirección desgastadas están estrechamente relacionados y presentan síntomas similares. Los cojinetes de las ruedas están montados en el cubo de la dirección y garantizan la libre rotación de las ruedas.

Si estos rodamientos fallan, la rueda puede moverse libremente hacia delante y hacia atrás a cualquier velocidad, provocando molestas vibraciones.

Si tu coche tiene un rodamiento de rueda defectuoso, también oirás un fuerte ruido a la siguiente velocidad.

8. Problemas de motor

Luz de control del motor

Normalmente, el problema no está en los frenos o en las ruedas, sino en el motor.

Si tu coche empieza a temblar mientras conduces a una velocidad constante, o si tiembla al acelerar, el problema es probablemente del motor y no de la suspensión.

Esto puede deberse a una mezcla incorrecta de aire y combustible en el motor, lo que provoca un fallo de encendido. También podría ser un fallo de encendido causado por el desgaste de los componentes del encendido. En caso de problemas en el motor, puede aparecer la luz de revisión del motor en el salpicadero.

Así que si notas que tu coche vibra mientras conduces y al mismo tiempo aparece una luz de motor en el salpicadero, es definitivamente el momento de leer los códigos de error de la unidad de control del motor.

LEE TAMBIÉN: El coche tiembla cuando está parado o al ralentí: las causas más comunes

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir