¿Aceite en el depósito de refrigerante? ¿Debo preocuparme?

Mientras rellenas el líquido refrigerante, de repente te das cuenta de la cantidad de aceite que hay en el depósito de refrigerante de tu coche.

Probablemente lo hayas oído antes: el aceite mezclado con el refrigerante puede ser una mala señal. Pero, ¿lo es realmente?

En este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre la mezcla de aceite y refrigerante: las causas más comunes y cómo diagnosticarlas y prevenirlas A continuación, echamos un rápido vistazo a lo que puede provocar la presencia de aceite en el depósito de refrigerante:

Una junta de culata reventada, un intercambiador de calor de refrigerante agrietado o una transferencia de calor aceite/refrigerante dañada son las causas más comunes de la presencia de líquido aceitoso en el depósito de refrigerante. También puede deberse a un refrigerador de la transmisión defectuoso. En casos raros, también pueden aparecer grietas en el motor.

Es importante no llenar accidentalmente el depósito de refrigerante con aceite antes de sustituir una pieza. Es posible que el refrigerante se vuelva un poco aceitoso con el tiempo debido a la edad del coche. Así que si no has cambiado el refrigerante en unos años, esto podría ser una señal de que necesitas cambiar el refrigerante.

Aquí tienes una explicación detallada de por qué puede haber aceite en el depósito de refrigerante.

Índice de Contenido
  1. Seis razones por las que el aceite del motor está en el depósito del refrigerante
    1. 1. Junta de culata rota
    2. 2. Intercambiador de calor aceite/refrigerante defectuoso
    3. 3. Grietas en la culata
    4. 4. Se han encontrado grietas en el bloque del motor
    5. 5. Un enfriador de aceite de la transmisión defectuoso
    6. 6. La culpa fue de alguien que le puso aceite
  2. ¿Qué hacer si hay aceite en el depósito de refrigerante?
  3. ¿Debo sellar la fuga con un aditivo reparador de fugas de refrigerante?
  4. ¿Es perjudicial para el motor mezclar estos líquidos?

Seis razones por las que el aceite del motor está en el depósito del refrigerante

1. Junta de culata rota

Junta de culata

El problema más común que provoca la acumulación de aceite en los depósitos de refrigerante es una junta de culata defectuosa o con fugas. Suele ser muy difícil de reparar y puede resultar bastante caro.

Entre la culata y el bloque del motor hay una junta de goma llamada junta de culata. La única función de la junta de culata es sellar el bloque del motor cuando se monta la culata.

La junta garantiza que la presión del aire no sea demasiado alta durante la combustión y que el aceite del motor no tenga fugas. Si el motor se calienta durante mucho tiempo y la temperatura no baja, la junta puede fallar, provocando una fuga de refrigerante. Algo de aceite puede acabar en el depósito de refrigerante.

Como la sustitución de la junta de culata es muy cara, es importante comprobar todos los demás componentes y hacer un diagnóstico exhaustivo.

2. Intercambiador de calor aceite/refrigerante defectuoso

Intercambiador de calor aceite/refrigerante

Los coches modernos tienen un refrigerador de aceite que sirve para enfriar el vehículo. El intercambiador de aceite puede obstruirse o romperse. Esto hace que el refrigerante se separe del aceite.

Suele ser una pieza mucho más sencilla y barata que la junta de culata. También es un problema común, por lo que te recomiendo que compruebes el enfriador de aceite si tienes uno en tu coche.

Esto suele permitir que el refrigerante fluya hacia el cárter de aceite en lugar del aceite del sistema de refrigeración.

3. Grietas en la culata

Cabeza de cilindro

El sobrecalentamiento puede provocar grietas en los cilindros, dejando escapar el aceite y el aire. El sobrecalentamiento puede hacer que las juntas de culata tengan fugas y se deformen.

A menudo puede ser muy difícil reparar las grietas en la culata. En algunos casos, incluso puede ser imposible. A veces es necesario soldar.

A veces es más fácil y barato sustituir una culata por una usada. Aunque es raro, puede ocurrir que el depósito de refrigerante tenga una fuga durante la conducción.

Deberías comprobar primero todas las demás piezas y asegurarte de que no es la culata.

4. Se han encontrado grietas en el bloque del motor

Bloque motor

Si encuentras grietas en el bloque motor de tu coche, lamentablemente necesitas un bloque motor nuevo, porque suele ser muy difícil soldarlo.

El nivel de aceite y refrigerante del motor es bajo. Esto hace que el bloque se agriete en algunas partes.

La opción más cara sería reparar el motor, que habría que sustituir por completo.

Antes de sustituir un bloque motor, es importante diagnosticar correctamente el problema.

5. Un enfriador de aceite de la transmisión defectuoso

Enfriador de aceite de la transmisión

¿Estás seguro de que no es el aceite del motor? La caja de cambios tiene un intercambiador de calor que enfría el fluido y el refrigerante.

No suele ocurrir al revés, como suele ocurrir con los refrigeradores de transmisión de baja presión. Verás el refrigerante en el líquido de la transmisión.

Sin embargo, este es un caso raro y muchos coches no tienen este refrigerador. En la mayoría de los coches automáticos, el líquido de la transmisión se enfría mediante el flujo de aire.

6. La culpa fue de alguien que le puso aceite

Llenado de refrigerante

¿Eres un nuevo propietario de tu vehículo o te lo ha reparado un mecánico poco fiable? Tal vez alguien haya llenado ya el sistema de refrigeración con algo distinto al refrigerante.

Parece absurdo, pero es cierto.

El problema puede resolverse si el diagnóstico no detecta fugas de aceite o daños en el sistema de refrigeración.

¿Qué hacer si hay aceite en el depósito de refrigerante?

Desbordamiento del depósito de refrigerante

Si se descubre aceite en el sistema de refrigeración, realiza inmediatamente una prueba de presión.

Si todo está bien, puedes retirar el refrigerante del depósito. A continuación, conduce el coche para comprobar si el aceite ha cambiado.

A veces es fácil encontrar una fuga en el sistema de refrigeración del aceite o en el motor. El problema es encontrar dónde se encuentra la fuga.

Es fácil determinar si el sistema de refrigeración o el sistema de aceite tiene fugas

La forma más fácil es aplicar presión al sistema de refrigeración y ver si fluye hacia el cárter de aceite. Para ello, puedes utilizar un manómetro del sistema de refrigeración con un adaptador para el depósito de expansión del refrigerante.

Podrías considerar la posibilidad de alquilar uno o de que lo haga un taller. Amazon los vende si no están disponibles.

  1. Retira el depósito de refrigerante o el tapón del radiador
  2. Con la herramienta de presión puedes aplicar una presión de 1,5 bar o 22 psi.
  3. Tienes que dejarlo reposar durante 10 minutos. De lo contrario, puede perder presión o tener fugas en el sistema de refrigeración.
  4. Debes comprobar que tu coche no tiene fugas de refrigerante.
  5. Si no hay fugas externas, pero sigue habiendo una pérdida de presión, comprueba si hay refrigerante en el aceite mirando la varilla o tocando el aceite del motor para ver si hay refrigerante en el aceite del motor.
  6. Saca el enfriador de aceite, si está presente en tu coche. Comprueba si las juntas están agrietadas. Si el intercambiador de aceite parece seco o viejo, hay que sustituirlo.
  7. Desmonta la junta de culata y comprueba si está dañada. Si no encuentras daños ni signos de mezcla de aceite entre los conductos de aceite y refrigerante, pide a un experto que compruebe si hay grietas en la culata o el bloque del motor.

¿Debo sellar la fuga con un aditivo reparador de fugas de refrigerante?

Además, como probablemente sepas, puede provocar daños en el motor.

Te aconsejo que resuelvas el problema inmediatamente y no recurras a un aditivo.

Sin embargo, solucionar los problemas que provocan la presencia de aceite en el depósito de refrigerante puede ser a menudo muy caro. Así que si tienes un coche viejo que necesita algo de mantenimiento, puede valer la pena intentarlo. Tú decides si quieres arriesgar todo el motor

Esta es la recomendación de Amazon si buscas un aditivo.

¡Estos selladores también pueden obstruir partes importantes del sistema de refrigeración!

¿Es perjudicial para el motor mezclar estos líquidos?

Tanto el refrigerante como el aceite del motor tienen funciones completamente diferentes y deben tratarse como tales

La razón radica en las propiedades químicas de los dos fluidos. El refrigerante, en cambio, es similar al agua. El aceite es espeso y viscoso. El refrigerante y el agua no pueden proporcionar al motor la lubricación necesaria. También debe quedar claro que el aceite y el refrigerante no pueden coexistir.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir