Aceite en el colector de admisión: causas y cómo remediarlo

Los problemas del motor no son fáciles de resolver. Por lo tanto, los depósitos de aceite en el colector de admisión pueden causar graves problemas. Sin embargo, hay algunos problemas que no son tan difíciles de resolver.

Estas son las causas. Esta guía te ayudará a diagnosticar y reparar rápidamente los colectores de admisión grasos

Índice de Contenido
  1. Hay varias razones para la presencia de aceite en el tracto de admisión
    1. 1. Válvula de PVC defectuosa
    2. 2. Cargador del turbo defectuoso
    3. 3. Paso de aceite obstruido
    4. 4. Junta de válvula defectuosa
    5. 5. Anillo de pistón defectuoso
  2. Síntomas de un colector de admisión aceitoso
  3. Aceite de reparación del colector de admisión
    1. 1. Limpiar/reparar la válvula PCV
    2. 2. Sustitución del turbocompresor
    3. 3. Sustituye la junta de la válvula
    4. 4. Sustituye el anillo del pistón
    5. 5. Limpieza de los tubos de aceite

Hay varias razones para la presencia de aceite en el tracto de admisión

Un colector de admisión aceitoso puede deberse a un PVC defectuoso o a una obstrucción en uno de los conductos de aceite. Podrías tener una fuga en la junta de la válvula o un mal funcionamiento del turbocompresor que está dejando pasar aceite al colector de admisión. Si éste no es el problema, debes comprobar también los segmentos del pistón.

Todavía podría ser normal si hay una pequeña cantidad de aceite en el colector de admisión. Sólo si el colector de admisión se desborda y provoca humo azul por el tubo de escape, debes preocuparte.

1. Válvula de PVC defectuosa

La válvula de PVC del coche es necesaria para regular el vacío en el colector de admisión. Si falla, puede entrar aceite en el colector de admisión. En este caso, el motor empieza a echar humo.

Este es uno de los problemas más fáciles de resolver de nuestra lista. Pronto hablaremos de ello

LEE TAMBIÉN: 7 señales de una válvula PCV defectuosa (y el coste de su sustitución)

2. Cargador del turbo defectuoso

Cuando los turbocompresores fallan, pueden producirse fugas de aceite en los tubos de admisión. La fuga puede producirse cuando el turbocompresor deja de funcionar.

El intercooler es el lugar por donde se escapa la mayor parte del aceite. Pero también puedes ver algo en el tubo de admisión

3. Paso de aceite obstruido

El motor tiene conductos de aceite por los que el líquido debe fluir libremente. El distribuidor puede estar obstruido si el aceite no fluye libremente por uno o varios conductos

El resultado es un motor humeante. Además, no es tan fácil de reparar como la válvula PCV. Es mejor mantener los pasillos despejados para que esto no se convierta en un problema. Los cambios regulares de aceite son importantes, así como el mantenimiento de los filtros

4. Junta de válvula defectuosa

Hay que aplicar juntas de válvula para asegurar las válvulas en las culatas. Las fugas pueden hacer que entre aceite en el colector.

Si esto vuelve a ocurrir, tendrás que preocuparte por el humo del motor. La mayoría de los aficionados al bricolaje no querrán realizar esta reparación ellos mismos.

LEE TAMBIÉN: 6 síntomas de una junta de válvula defectuosa (y costes de sustitución)

5. Anillo de pistón defectuoso

Para sellar los cilindros del motor, también hay que cambiar los segmentos del pistón. Estos también pueden desgastarse con el tiempo.

Cuando esto ocurre, el aceite puede salirse. El aceite puede filtrarse en el colector de admisión y provocar humo en el motor

LEE TAMBIÉN: 4 señales de anillos de pistón defectuosos (y el coste de sustituirlos)

Síntomas de un colector de admisión aceitoso

Si hay aceite en el colector de admisión, hay señales que indican un problema. Estos son algunos de los síntomas que más a menudo indican que hay humo en el motor.

Por supuesto, la mayoría de estos problemas también pueden producirse con otros fallos, por lo que es difícil determinar que están causados por el aceite en el colector de admisión. Podrías tener una baja compresión o los filtros sucios.

Sólo un mecánico profesional puede diagnosticar y revisar el sistema para estar seguro. Si no tienes el equipo o los conocimientos necesarios para diagnosticar el problema, ponte en contacto con un mecánico profesional

Aceite de reparación del colector de admisión

1. Limpiar/reparar la válvula PCV

Lo mejor es comprobar si la válvula PCV tiene problemas. En la mayoría de los casos, este trabajo puede hacerse en casa con muy poco equipo. Puedes hacer el trabajo en casa si tienes una bandeja de aceite y algunos paños.

Primero, desconecta el terminal negativo de la batería para evitar riesgos eléctricos.

La válvula PCV se encuentra en la tapa. Dependiendo de la edad de tu coche, puedes encontrarlo en la tapa de la válvula. Puedes quitar la tapa de la válvula y limpiarla. Puedes eliminar el aceite de la válvula con tu desengrasante. Limpia también las puertas y sus alrededores

A veces basta con limpiar la pieza para que vuelva a funcionar. Si no funciona, puede que tengas que sustituirlo. Pero la pieza no debería costar más de 25 dólares y puedes instalarla tú mismo. Si tienes que pagar la mano de obra, no hay razón para pagar más de una hora.

Una vez hecho todo, limpia la entrada con tu desengrasante. Busca puntos estrechos que puedas haber pasado por alto. Cuando estés seguro de que todo está en orden, puedes volver a conectar la válvula PCV. Antes de hacer una prueba, debes conectar el polo negativo

2. Sustitución del turbocompresor

Puedes hacer reparar o sustituir el turbocompresor si estás seguro de que está defectuoso. El coste de la sustitución del turbocompresor puede oscilar entre 750 y 250 dólares.

Sin embargo, no es absolutamente necesario sustituir todo el motor. Si conoces los turbocompresores, es posible que puedas resolver el problema, dependiendo de lo que haya fallado

3. Sustituye la junta de la válvula

Con las herramientas adecuadas, deberías ser capaz de reparar las juntas de las válvulas con fugas en tu casa. Puede ser caro hacer que todas las juntas sean instaladas por un profesional

Puede que tengas que desmontar la culata del motor para acceder a las juntas. Ahora puedes comprobar el desgaste de las juntas de cada válvula. Si encuentras juntas desgastadas, puedes retirarlas. Siempre es mejor sustituir todas las juntas para evitar futuros problemas, aunque puedan resultar caras para tu coche. Normalmente el coste es mínimo si no hay que desmontar la culata.

ELIMINADO: 5 señales de una junta de colector de admisión defectuosa (y el coste de su sustitución)

4. Sustituye el anillo del pistón

La sustitución de los segmentos del pistón puede ser la reparación más cara. El trabajo puede ser muy caro, entre 1.000 y 5.000 dólares.

Para llevar a cabo esta reparación, hay que desmontar los pistones y los cilindros. Antes de iniciar la reparación, debes identificar los anillos desgastados con una prueba de compresión. Una vez que hayas identificado los anillos desgastados, puedes sustituirlos. Al igual que con las juntas, es mejor sustituir todos los anillos para asegurarse de que están en buen estado.

5. Limpieza de los tubos de aceite

Limpiar los canales de aceite del motor no es un trabajo fácil. No es una operación para los pusilánimes, porque requiere mucho tiempo. Antes de empezar, tienes que quitar todos los componentes de la parte delantera de tu motor

Además, hay que vaciar el aceite que quede en el motor. Luego puedes utilizar cepillos de alambre para llegar a los engranajes y limpiarlos. Si no estás seguro de lo que estás haciendo al motor, nunca debes intentar hacerlo tú mismo. Un pequeño error puede causar daños en el motor que pueden ser muy costosos

LEE TAMBIÉN: 6 señales de un colector de admisión defectuoso (y el coste de su sustitución)

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir