4 Señales de un gato hidráulico peligroso (y valores alternativos)

El interior de tu coche es algo emocionante para la mayoría de los conductores. Esto es tanto más cierto cuanto más te adentras en los detalles técnicos del motor. Pero estas piezas técnicas son tan importantes como sus homólogas más conocidas, y cuando fallan lo sabes.

Un tipo de pieza técnica integral es el taqué hidráulico. Si sospechas que tu gato hidráulico está defectuoso o si simplemente quieres saber en qué debes fijarte, aquí te lo explicamos.

A continuación veremos qué hace exactamente un gato hidráulico, dónde se encuentra en tu motor y cuánto cuesta sustituirlo (aviso: ¡no es barato!). Empecemos con un vistazo a los indicadores que debes buscar:

El signo más común de un taqué hidráulico defectuoso es la lentitud de encendido al ralentí o al acelerar y el ruido del motor. También suele encenderse una luz de revisión del motor en el salpicadero

El hecho de que los taqués hidráulicos sean un elemento técnico que no se ve, no significa que no puedan romperse. Los taqués hidráulicos pueden romperse y, si esto ocurre, pueden causar graves problemas

A continuación encontrarás una lista detallada de los signos más comunes de rotura de un taqué hidráulico:

Índice de Contenido
  1. Signos de peligrosidad de los taqués hidráulicos
    1. 1. Ruido extremo del motor
    2. 2. El motor vacila
    3. 3. Varillas de empuje dañadas y cilindros inutilizables
    4. 4. Comprueba ligeramente el motor
  2. Utilizar un gato hidráulico
  3. Posición de los taqués hidráulicos
  4. Elevación hidráulica Valor alternativo

Signos de peligrosidad de los taqués hidráulicos

1. Ruido extremo del motor

Ruido del motor del coche

Si uno de los taqués hidráulicos de tu coche está bloqueado o dañado, lo oirás. No sólo oyes el traqueteo del acero rozando entre sí, sino también el martilleo de los componentes internos del ariete hidráulico contra sí mismo.

A medida que el coche alcanza velocidades más altas, estos sonidos se hacen más fuertes y frecuentes, ya que el taqué intenta moverse cada vez más rápido y no consigue encajar.

2. El motor vacila

El coche se para

Los taqués hidráulicos están conectados a las varillas de empuje (en algunos modelos de coche), que a su vez están conectadas a los balancines que accionan las válvulas de escape y de consumo. Por lo tanto, si el taqué hidráulico no funciona como debería, las válvulas de escape y de consumo no pueden abrirse y cerrarse cuando es necesario.

Esto significa que tu motor no puede obtener la combustión que debería, lo que provoca fallos. Si tu motor flaquea, oirás un sonido diferente y verás una disminución de la potencia. Si tu motor flaquea, debes llevarlo a un taller lo antes posible para evitar daños mayores.

3. Varillas de empuje dañadas y cilindros inutilizables

Barras de empuje para motores de automóviles

Si el motor de tu coche tiene un motor de válvulas en cabezatiene varillas de empuje que conectan el árbol de levas con la válvula de consumo o de escape. Pueden romperse si el taqué hidráulico es peligroso.

La razón por la que tu motor tiene un cilindro de elevación es que las varillas de empuje siempre se empujan en la misma dirección. Si el cilindro hidráulico está dañado, no es infrecuente que las varillas de empuje estén también dobladas o dañadas.

Cuando esto ocurre, no sólo tienes una válvula de escape o de consumo que no funciona de forma óptima, sino que además ha dejado de funcionar por completo. Cuando el cilindro deja de funcionar, se llama "cilindro sin vida" y se nota una fuerte caída de la potencia.

También notarás que tu motor ya no suena bien. Si tienes un cilindro sin vida, debes hacer que lo revisen inmediatamente, porque no se trata sólo de restablecer el rendimiento de tu motor. Si tienes un cilindro sin vida y no lo reparas, es sólo cuestión de tiempo que causes más daños a tu motor.

4. Comprueba ligeramente el motor

Luz de aviso del motor en el salpicadero E1609869927250

Hay sensores por todo el motor. Llevan un registro de todos los detalles, desde la cantidad de aire que entra hasta el consumo de combustible y la composición química de los gases de escape. Todo en tu coche es una máquina finamente ajustada que necesita la mayor cantidad de información posible para funcionar.

Así que si todo no funciona como debería, es natural que alguno de estos sensores detecte un problema. Hay varias luces de aviso que pueden encenderse si hay un cilindro hidráulico defectuoso, pero una cosa es segura: la luz del motor se enciende.

Utilizar un gato hidráulico

Gatos hidráulicos

La única función de los taqués hidráulicos de tu coche es transferir la potencia del árbol de levas a las válvulas. Para mantener las válvulas cerradas, necesitas una cierta holgura entre el árbol de levas y la válvula, porque el acero late cuando está caliente. La función del taqué hidráulico es ajustar esta holgura.

Los taqués hidráulicos tienen la ventaja sobre los taqués mecánicos de que están en contacto directo con los lóbulos del árbol de levas, mientras que los taqués convencionales deben dejar una pequeña zona libre para subir cuando se calientan.

Aunque hay pocas diferencias en el funcionamiento exacto de los taqués, realizan la misma tarea. Aunque los taqués hidráulicos se siguen utilizando en la mayoría de los coches, los taqués mecánicos están haciendo una pequeña reaparición debido a su menor precio.

Pero no hay una elección equivocada, los gatos estables o mecánicos no necesitan mantenimientoy también se produce un ligero deterioro del rendimiento, razón por la que los elevadores hidráulicos se instalaron originalmente en los coches.

Posición de los taqués hidráulicos

Posición de elevación hidráulica

En la mayoría de los modelos de vehículos, los elevadores hidráulicos están situados directamente entre el árbol de levas y las válvulas, mientras que algunos modelos tienen varillas de empuje y balancines adicionales.

Como la posición del árbol de levas puede variar, es algo más difícil determinar si los taqués hidráulicos están situados en la parte superior o inferior del motor.

Sin embargo, si descubres el árbol de levas y tu coche tiene taqués hidráulicos, ahí es donde se encuentran. Aunque tu coche no tenga hidráulico taqués, probablemente habrá algún tipo de taqué mecánico. Desde luego, no verás un coche en el que el árbol de levas presione directamente las varillas de empuje o las válvulas.

Taqué hidráulico

Elevación hidráulica Valor alternativo

El valor normal de la sustitución de un elevador hidráulico oscila entre los 100 y los 1.100 dólares, dependiendo del modelo de vehículo y de la cantidad de trabajo necesario Un solo gato hidráulico cuesta entre 5 y 30 dólares, mientras que la mano de obra cuesta entre 100 y 1000 dólares.

Los gatos hidráulicos son un tipo de artículo barato de comprar pero caro de sustituir. Esto se debe a que cada ariete hidráulico sólo cuesta entre 5 y 30 dólares, pero su mantenimiento es muy caro. Aunque cada taqué sea caro, tendrás que sustituirlo de forma inesperada y tu motor tiene muchos.

En realidad, tu motor tiene entre ocho y veinticuatro taqués, según el tipo de vehículo que conduzcas. Esto significa que sólo el coste de las piezas de recambio oscila entre 40 y 1.000 dólares.

Además, el coste de la mano de obra para sustituir los taqués puede oscilar entre 300 y 700 dólares. Esto significa que, si tienes suerte, puedes hacer el trabajo por menos de 400 dólares, pero si no tienes suerte, puede costar hasta 1.700 dólares. El valor habitual es de entre 500 y 800 dólares.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir